Cómo aprovechar al máximo la línea de crédito de su empresa

Aunque muchos dueños de negocios sueñan con tener un flujo constante de efectivo en todo momento, la mayoría de las empresas se enfrentan a períodos de escasez durante el año. Industrias como la venta al por menor, el servicio de alimentos y la hospitalidad pueden tener más dificultades que otras, pero todas las empresas necesitan dinero extra de vez en cuando.

Una línea de crédito comercial puede ayudar a resolver el problema. Este tipo de préstamo proporciona un acceso rápido a los fondos que usted necesita cuando está tratando de pagar sus cuentas, hacer nómina o reponer su inventario. Una comprensión de los fundamentos y las mejores maneras de utilizar el dinero le ayudará a sacar el máximo provecho de una línea de crédito.

Líneas de Crédito vs. Préstamos Tradicionales

Cuando su empresa tiene pocos fondos, lo primero que piensa es probablemente ir al banco o a un prestamista alternativo y solicitar un préstamo. Una línea de crédito es una opción más confiable cuando usted necesita dinero para cubrir gastos diarios o pagos inesperados. En lugar de darle una suma global de dinero en efectivo, una línea de crédito le proporciona una fuente continua de fondos de la que puede disponer en cualquier momento. Esta forma de préstamo “rotativo” es más flexible que un préstamo tradicional y no se agota cuando más lo necesita.

El proceso de solicitud de una línea de crédito es similar al de un préstamo. Los prestamistas requieren cierta documentación comercial, personal y financiera para probar que usted puede manejar los pagos de lo que pida prestado de la línea de crédito. Usted necesita un puntaje crediticio sólido y una prueba de buenas prácticas monetarias dentro de su negocio para poder calificar. Si su historial de crédito es un poco inestable, puede tener más suerte si obtiene una línea de crédito de un prestamista alternativo.

5 Mejores prácticas para una línea de crédito comercial

Para que una línea de crédito funcione para usted es necesario conocer el ciclo de flujo de caja de su empresa y la mejor manera de aplicar los fondos disponibles para apoyar las operaciones durante las temporadas bajas. U.S. Bank informa que el 82 por ciento de las quiebras de pequeñas empresas se pueden atribuir al mal manejo del flujo de caja, por lo que es importante revisar sus finanzas y hacer proyecciones para el futuro antes de presentar la solicitud.

1. Considere sus necesidades

Una línea de crédito no siempre es la mejor opción para traer el dinero que usted necesita. Si usted está enfrentando un gran pago único o está planeando una compra costosa, es probable que un préstamo tradicional le sirva mejor. Sin embargo, si su compañía tiene pagos consistentes y predecibles que usted sabe que no siempre puede hacer, una línea de crédito comercial puede llenar los vacíos hasta que el flujo de caja se estabilice. Asegúrese de comparar a los proveedores de crédito de las líneas de negocios cuando considere sus necesidades generales, ya que hay muchos entre los que puede elegir.

2. Identificar los desafíos del flujo de efectivo

Reconocer dónde y cuándo pueden surgir problemas potenciales de presupuesto puede ayudarle a determinar cómo usar una línea de crédito. Pregúntate a ti mismo:

  • ¿Qué épocas del año son las más difíciles?
  • ¿Dónde necesito dinero extra con más frecuencia?
  • ¿Qué otros pagos estoy haciendo ahora mismo?

Los desafíos presupuestarios comunes para las empresas incluyen la nómina, el inventario, el alquiler, los servicios públicos y la comercialización. Revise las tendencias de flujo de caja pasadas para encontrar dónde una línea de crédito puede ser más útil.

3. Plan para emergencias

No es posible anticiparse a todos los problemas inesperados, pero puede prepararse para las emergencias más probables con las que se pueda encontrar su empresa. Ya sea por una falla en el equipo, la necesidad de reabastecer el inventario en medio de un apuro navideño o un cambio repentino en las condiciones del mercado, una línea de crédito puede estar ahí para cubrir los costos.

4. Gastar sabiamente

Aunque pueda parecer un consejo obvio, es fundamental ejercitar hábitos de gasto inteligentes después de calificar para una línea de crédito. Tener una cierta cantidad de dinero para retirar no significa que deba tomar tanto como pueda. “Maxing out”La cantidad dada le deja sin recursos para emergencias. Es posible que tenga que pedir otro préstamo para cumplir con los plazos de pago y encontrarse en un círculo vicioso de deudas continuas. Por eso es importante que conozca sus necesidades, desafíos y posibles situaciones de emergencia con anticipación para que pueda planificar para tener suficiente crédito disponible.

5. Realizar pagos consistentes

Al igual que con un préstamo tradicional, hacer pagos oportunos en su línea de crédito mejora su puntaje crediticio general y puede aumentar sus posibilidades de calificar para otra ayuda financiera en el futuro. También puede usar su línea de crédito para mantenerse al día con otros pagos, incluyendo facturas, tarjetas de crédito, préstamos y obligaciones mensuales básicas. Trate de pagar el saldo de su línea de crédito a cero por lo menos una vez al año para mantener la confianza entre su negocio y el prestamista. Cuando surgen problemas de flujo de caja, una línea de crédito comercial está ahí para satisfacer sus necesidades. Adoptar estas mejores prácticas puede ayudar a que su negocio prospere y evite quedar atrapado en deudas.

¿Necesita su negocio la seguridad de una línea de crédito? Conozca algunos de los mejores prestamistas de préstamos para pequeñas empresas , y aumente sus posibilidades de calificar antes de solicitar.

También podría gustarte

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.