Business profitable

Estresado? ¿No puede durmir bien? Esto es lo que dice la ciencia sobre el sueño y cuánto necesita para ser un propietario productivo de una pequeña empresa

Dirigir una pequeña empresa puede ser exigente y probablemente se haya encontrado trabajando hasta altas horas de la noche en más de una ocasión o sin poder dormir debido al estrés del día. Naturalmente, esto puede erosionar su capacidad para ser propietario de una pequeña empresa productiva .

Si es así, no estás solo. Más de  un tercio de los adultos estadounidenses  tienen falta de sueño.

Pero para dar lo mejor de cada día, los adultos necesitan de siete a ocho horas de sueño cada noche. Dormir menos de la cantidad requerida puede afectar su salud, su estado de ánimo y la capacidad de su cerebro para funcionar, y cuanto más tiempo pase sin dormir, más se agravarán los efectos dañinos.

Por lo tanto, vale la pena hacer del sueño una prioridad todas las noches de la semana, incluso si necesita reducir su tiempo de trabajo para hacerlo. Esto es lo que la ciencia tiene que decir sobre el sueño, por qué debería convertirlo en una prioridad y cómo asegurarse de obtener los ZZZ que necesita.

¿Qué sucede cuando duermes?

El sueño es una parte misteriosa y compleja de nuestras vidas, y no es en absoluto el estado pasivo que parece ser. Algunas funciones del cuerpo y el cerebro son en realidad  más activas durante el sueño  que durante las horas de vigilia, realizando afanosamente una serie de tareas domésticas necesarias para la salud y la homeostasis.

Durante el sueño, su cerebro consolida la información que ha asimilado durante el día, consolidando nuevos recuerdos en el almacenamiento a largo plazo. También  elimina las toxinas  que se han acumulado en su cerebro durante las horas de vigilia que de otra manera podrían conducir a enfermedades neurodegenerativas, como el Alzheimer.

El resto de su cuerpo también se somete a su propia  puesta a punto cada noche  mientras duerme. El sistema inmunológico se fortalece, los tejidos y las células nerviosas se renuevan y reparan, y se sintetizan hormonas. Cuando descansa la cantidad adecuada, se despierta con su cuerpo restaurado y listo para asumir las exigencias de un nuevo día.

La  Sociedad de Investigación del Sueño  dice que el sueño influye en casi todos los procesos moleculares, celulares, fisiológicos y neuroconductuales del cuerpo. Satisfacer la necesidad de sueño de nuestro cuerpo es esencial para la vida, la salud y la productividad.

¿Por qué debería hacer del sueño una prioridad?

El beneficio más obvio del sueño es la energía. Con una buena noche de sueño, su mente está alerta y su cuerpo responde y es resistente. Puede aprender más rápidamente y recordar mejor lo que aprendió. Es más probable que su juicio sea acertado y su tiempo de reacción optimizado. Por otro lado, la falta de sueño puede afectar negativamente su estado de ánimo y su capacidad para pensar y funcionar. Como resultado, es probable que su productividad y creatividad se vean comprometidas. Esto puede traducirse en ser menos receptivo con los clientes y empleados, y menos eficaz como líder. También es más probable que cometa errores y tenga accidentes.

Con el tiempo, la falta de sueño puede tener consecuencias para su  salud física . Las enfermedades cardíacas, la presión arterial alta, el aumento de peso, la diabetes, la depresión y la ansiedad se encuentran entre las muchas afecciones que se han relacionado con la falta de sueño.

Cómo dormir lo suficiente

Aunque reducir su tiempo de sueño puede darle más tiempo para hacer las cosas, haciéndolo sentir más productivo, en realidad lo contrario es cierto. Dormir de siete a ocho horas cada noche es una fórmula de bienestar para usted y su negocio. Estas sugerencias pueden ayudarlo a dormir lo suficiente.

Cíñete a un horario. 

Acuéstate y levántate a la misma hora todos los días, incluso los fines de semana. Esto mantendrá regulado su reloj interno o ” ritmo circadiano “. Esto le dice a su cuerpo cuándo dormir, levantarse y comer, y también controla la temperatura corporal, la presión arterial y la liberación diaria de hormonas. Cuando su horario de sueño se ve alterado, como por el desfase horario o por quedarse despierto hasta tarde o dormir hasta tarde, su ritmo circadiano se puede interrumpir y el sueño puede volverse difícil de alcanzar hasta que se restablezca el ritmo.

Apagar las luces.

Tu cerebro tiene receptores que detectan la luz y la oscuridad, lo que te ayuda a conciliar el sueño por la noche y a despertarte por la mañana. La luz promueve la vigilia  al inhibir la producción de melatonina, la hormona que se libera en preparación para dormir. Para preparar el escenario para dormir, evite la luz brillante después del anochecer y atenúe las luces que usa.

Guarde los dispositivos electrónicos. 

Los expertos creen que los teléfonos celulares, computadoras, tabletas y televisores son uno de los principales contribuyentes a la epidemia de insomnio en Estados Unidos. La luz de longitud de onda corta o “azul” que emiten estos dispositivos es la  más supresora  de melatonina de todas las luces artificiales. Algunos dispositivos de modelos más nuevos tienen una opción de turno de noche que suaviza la luz emitida por la noche. También puede usar un software como  f.lux , que adapta automáticamente su pantalla a la hora del día, o usar un par de gafas con lentes de color ámbar después del anochecer. Otra opción, por supuesto, es guardar los dispositivos.

Establece las condiciones adecuadas para el dormitorio.

Un ambiente de sueño saludable es relajante, tranquilo y fresco ( 60-67 grados es óptimo ). Tu habitación también debe estar oscura. Use cortinas opacas para mantener la oscuridad y asegúrese de tener un buen colchón y una almohada libres de alérgenos.

Hacer ejercicio regularmente. 

La actividad regular de moderada a vigorosa puede mejorar la calidad del sueño y también ayudarlo a sentirse menos somnoliento durante el día. Solo asegúrese de no hacer ejercicio demasiado cerca de la hora de acostarse. Puede tener el efecto no deseado de energizarlo en lugar de ayudarlo a conciliar el sueño.

Mire lo que consume por la noche.

Evite las comidas copiosas que pueden causar molestias digestivas y dificultar el sueño. Limite la cantidad que bebe antes de acostarse para evitar tener que levantarse en medio de la noche. Tenga cuidado con los estimulantes, como la cafeína y la nicotina, ya que pueden mantenerlo despierto. También evite el alcohol después de la cena. Puede ayudarlo a conciliar el sueño rápidamente, pero  tiende a interrumpir el sueño en medio de la noche .

Practica la relajación. 

Pruebe diferentes ejercicios de relajación una vez que esté en la cama. Relaja mentalmente tu cuerpo, comenzando con los dedos de los pies, los pies y los tobillos y gradualmente subiendo hasta los hombros, el cuello y la cabeza. Repite varias veces. Otra opción es respirar profundamente a un ritmo lento y controlado durante cinco o 10 minutos hasta que se quede dormido.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.