Cómo tomar mejores decisiones comerciales: 5 Consejos

Es difícil para una empresa alcanzar todo su potencial sin tomar decisiones de negocio que estén alineadas con los objetivos de la empresa. Cuando alguien en un puesto de responsabilidad no toma una decisión contundente, tiene el potencial de desmotivar al personal e influir negativamente en los resultados financieros. Afortunadamente, con el asesoramiento adecuado y una mentalidad positiva, usted será capaz de garantizar el mejor enfoque para su negocio en particular.

Si está buscando inspiración sobre cómo tomar mejores decisiones de negocios, aquí hay algunos pasos que le resultarán útiles.

1. Hablar con un profesional

Especialistas como Wiss & Company pueden ayudarle a tomar decisiones comerciales excepcionales, ya que cuentan con un legado de excelente servicio al cliente. Los especialistas pueden ayudarle a traducir los números en una mejor toma de decisiones, y su poder colectivo puede impactar profundamente el funcionamiento del negocio. Las empresas de élite como Wiss & Company se adaptan a los tiempos, acogiendo los avances tecnológicos para establecer una presencia en línea como ninguna otra.

Hablar con un profesional puede ayudar a clarificar su toma de decisiones, ya que puede proporcionarle una perspectiva externa libre de cualquier sesgo interno dentro de su organización.

2. Priorizar la seguridad

Las soluciones de gestión de riesgos son necesarias para garantizar que la información valiosa no se vea comprometida. El fraude puede prohibir sus resultados finales, y la toma de decisiones puede ser influenciada negativamente por la interferencia ilegal. Para ayudar a asegurar que su negocio esté bien protegido, usted puede usar un programa de cumplimiento AML.

Al sentar el precedente con medidas de seguridad, creará tranquilidad dentro de la organización. Su negocio funcionará libre de problemas como el lavado de dinero, y usted estará protegido contra la toma de decisiones subóptimas.

3. Califique a su organización

Al tomarse el tiempo para evaluar el desempeño de su empresa en cuanto a la calidad de las decisiones, el rendimiento, la velocidad y el esfuerzo, estará mejor posicionado para determinar las áreas de mejora. Puede comenzar con una encuesta a los empleados de su empresa, ya que la retroalimentación del personal ha demostrado ser útil para tomar decisiones en el futuro.

Identificar los obstáculos y abordar si los empleados tienen claro el papel que deben desempeñar. También es importante buscar formas de mejorar la satisfacción y la comunicación de los empleados.

4. Enfoque en decisiones clave

Mientras que ciertas decisiones de negocios pueden parecer más significativas que otras, muchas organizaciones frecuentemente pasan por alto las pequeñas decisiones que terminan generando valor con el tiempo. Utilizando lo que se conoce como “arquitectura de decisión”, se puede evaluar la importancia de ciertas decisiones empresariales. Esto le ayuda a evaluar el valor en juego y el nivel de atención requerido con diferentes tipos de decisiones.

Con dos tipos diferentes de métodos de toma de decisiones establecidos, usted puede separar las decisiones de pequeñas y grandes empresas con un enfoque en la mejora continua. Recuerde que si las pequeñas decisiones no se toman con cuidado, pueden causar estragos en su organización si se consideran colectivamente a lo largo del tiempo.

5. Hacer que las decisiones funcionen

Este paso implica revisar y diseccionar una decisión tomada en el pasado con el fin de centrarse en la reparación de los problemas presentes en su organización. Enfóquese en el qué, quién, cómo y cuándo de la decisión, lo cual implica lo siguiente:

  • The What: Deletrea la decisión claramente a las partes involucradas, ya que necesitan saber exactamente cuál es la decisión.
  • The Who: Las funciones del proceso de toma de decisiones deben ser muy claras: una persona hace una recomendación, otra da su opinión y otras firman la decisión. Si una persona tiene la responsabilidad de tomar la decisión final, otras deben estar disponibles para ejecutarla.
  • El cómo: ¿Cómo se tomará la decisión: por consenso, por voto o por un ejecutivo? ¿Cómo se compartirá la información pertinente?
  • El Cuándo: Toda decisión necesita una fecha límite, por lo que el plazo de finalización debe ser claro para todos los empleados involucrados. Esto facilitará la toma de decisiones rápida y eficaz, y garantizará que todas las discusiones vayan seguidas de acciones.
También podría gustarte

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.